Nuevas tecnologías y personas mayores

Después de leer el interesante artículo de Enrique Dans (que a su vez se basa en un artículo de The Guardian) me sentí inspirado en escribir mis propias experiencias con algunos de mis clientes, y el reto (y la oportunidad) que significan las nuevas tecnologías para las personas mayores. Enrique plantea la pregunta ¿Qué combinación de dispositivos y tecnologías es más razonable para las personas mayores?   nuevas tecnologías y personas mayores Antes que encontrar una “respuesta” a esta incógnita, contaré las experiencias que considero más ricas en este aspecto.

Mis experiencias con nuevas tecnologías y personas mayores

Banca a distancia

Banca a distancia - Nuevas tecnologías y personas mayores El primer desafío que tenemos los “frikis” o los “no tan mayores”, es que ya consideramos algunas cosas normales, cotidianas, como la banca a distancia. Con el sólo hecho de comentarlo con una persona mayor, lo consideran mágico. Un cliente me dijo “¿Significa que no hace falta que vaya todos los días a mirar la cuenta a la oficina? Wow!”

Televisión a la carta

Señora mayor disfrutando de televisión a la carta En varios de mis clientes hay una cosa que incluso les puede cambiar la vida: la televisión a la carta. El hecho de poder ver el programa o documental que se han perdido en la tele, cuando quieran, es un hecho que las personas mayores nunca han vivido antes. Han vivido siempre acostumbrados a “recibir” los programas cuando se emitían (primero la radio, el cine, y después la televisión), y no a decidir cuándo “acceder” a estos contenidos. Incluso esta tecnología deja obsoletas otras tantas, como los grabadores de DVD. ¿Para qué comprarse un grabador, si lo que quiero grabar estará en Internet disponible unas horas después de ser emitido? ¿Y que además puedo mirarlo desde donde quiera, utilizando un tablet o portátil? ¿Y además siendo totalmente legal, y relativamente fácil? Tengo una cliente que se levantaba a las 5:00 de la mañana para escuchar un programa de la UNED, que pasan por Radio 3, que se llama Sin Distancias. Tiene 85 años y escucha cuando puede clases universitarias por la radio, cosa que ya parecía increíble. Cuando descubrió que había vídeos y que puede acceder a ellos sin tener que madrugar, se le llenaron los ojos de lágrimas.

Música a la carta

Esta misma cliente quería escuchar música“en esos aparatos que ves en el metro”. Como tiene Parkinson, era todo un reto para mí encontrar un mp3 que fuera fácil de usar. Pero además se presentaba el problema de descargar música, ponerla en el mp3, etc, etc. En uno de esos momentos de inspiración divina, donde pude realmente pensar en buscar una solución al problema y no un aparato, se me ocurrió mostrarle Spotify. Otra vez se abrieron en ella millones de posibilidades. Además de buscar música clásica de calidad, y al instante, lo siguiente que buscó es la música original de la película “El Tercer Hombre“. Hacía AÑOS que no escuchaba la canción de la película, tan particular y tan presente en El Tercer Hombre. Y todo en segundos. Porque Spotify (o productos similares), además de evitar todo el problema que supone conseguir la música en formato digital (entiéndase, bajándola o ripeándola), nos brinda un catálogo tan extenso que nunca acabaríamos de escuchar. Y además nos ayuda a descubrir música nueva, similar a las que nos gusta o no tan similar. Por suerte que no compré un mp3 (la opción que iba a presentarle a esta señora era un iPod Touch, con una cuenta Spotify Premium), porque se dio cuenta que ella nunca podría utilizar los cascos pequeños, que le harían daño, y que tampoco escucharía bien en el metro. Ella prefiere escuchar música en casa, pero claro, ahora tiene un repertorio casi infinito de música.

Trámites online

Señor mayor disfrutando de la tecnología Casi todos mis clientes mayores hacen ya la declaración de la renta por internet, y los que tienen o han tenido empresas hacen todas sus declaraciones por esta vía. A pesar de Java, y todos los problemas que tenemos gracias a la Agencia Tributaria, los certificados, y todo lo demás. Lo que me queda pendiente es enseñarle a muchos clientes que pueden pedir cita con el médico, algo sencillo y que también les puede hacer la vida más fácil (pueden elegir día y hora tranquilamente, se evitan desplazarse al CAP, etc).

Comprar entradas

Otro grupo de clientes va al cine y al teatro con relativa frecuencia, y el poder comprar las entradas desde casa, elegir horarios y asientos con tranquilidad, también les supuso un cambio de hábitos importante. Incluso un grupo de amigas “se contagiaron” y todas me llamaban para que les enseñe lo mismo. 🙂

Geolocalización

Aunque en principio es algo que realmente puede cambiar vidas, y las vidas de sus parientes, de momento no he encontrado ninguna aplicación ideal para que un grupo de personas sepa dónde se encuentran los demás. La app Amigos de Apple está bien, pero siempre ligado a sus productos, no es cross-platform. Y las Ubicaciones de Google, está ligada a Google+ (para variar), y la verdad es que de momento va muy mal. Lo intento utilizar con mi esposa, pero las ubicaciones a veces tienen HORAS de retraso.

Los retos

Los cambios

Limpiar ordenador Los retos más importantes que me encuentro en implementar nuevas tecnologías con personas mayores, tienen que ver con la esencia misma de internet y las nuevas tecnologías: el cambio. Gmail, Yahoo! y casi cualquier plataforma nos tienen acostumbrados a cambios de diseño constantes, y esto complica la vida a las personas mayores.

Confianza en pagos electrónicos

Sigue siendo una barrera importante para las personas mayores. Cuando comento servicios como Amazon, o Spotify, les da mucho miedo dar su tarjeta de crédito por simple desconfianza. La solución: tarjetas prepago que ofrecen muchos bancos. Ayuda a poner límites y, en caso de problemas, no se pone en riesgo una gran cantidad de dinero.

La seguridad

Las medidas de seguridad de cambio de contraseña, que cada web tenga una política de contraseñas diferente (algunas tienen máximo de caracteres, otras piden mayúsculas, minúsculas y números) hace que tengan problemas a la hora de entrar a alguna de sus cuentas.

Poca usabilidad

Algunas páginas directamente no han tenido en cuenta la usabilidad, para nadie, son complicadas de utilizar, y hace muy complicado enseñar a utilizarlas. Un ejemplo claro de esto son las páginas para comprar entradas, algunas tienen un proceso de compra tan complicado que desmotiva el utilizarlas. Y ya no hablemos de acceder desde un tablet, porque ni siquiera son responsives.

Adware virus y demás

Las personas mayores son, salvo con el tema de las tarjetas de crédito, especialmente crédulas. Al primer banner de “Su ordenador va lento” lo clican y empiezan los problemas con el crapware, adware, malware y demás wares. La solución: un buen antivirus y explicar mil veces si hace falta.

Bookmark the permalink.

3 Responses to Nuevas tecnologías y personas mayores

  1. Pingback: Nuevas tecnologías y personas mayores - ...

  2. Enrique Dans says:

    Gracias por compartir tus experiencias, Alfonso. Así da gusto generar conversaciones 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Comparte esto en Google+